Octubre: mes del Rosario

Con motivo de la fiesta de Nuestra Señora del Rosario celebrada el pasado 7 de octubre, Benedicto XVI recuerda que en este día la Virgen nos invita a descubrir de nuevo la belleza de esta oración, sencilla y profunda

Del Opus Dei

La oración del Rosario y las misiones, dos características del mes de octubre, fueron los temas de reflexión de Benedicto XVI en el último Angelus rezado por el Papa en el palacio apostólico de Castelgandolfo antes de su regreso a Roma.

"El próximo sábado, 7 de octubre -dijo el Papa-, celebraremos la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, y es como si, cada año, la Virgen nos invitase a descubrir de nuevo la belleza de esta oración, sencilla y profunda". Después, recordó que Juan Pablo II fue "un gran apóstol del Rosario" y mencionó la carta apostólica "Rosarium Virginis Mariae", que dedicó a esta oración.

"El Rosario -prosiguió- es una oración contemplativa y cristocéntrica, inseparable de la meditación de la Sagrada Escritura. Es la plegaria del cristiano que avanza en la peregrinación de la fe, siguiendo a Jesús, precedido por María". El Papa invitó a todos a rezar este mes el Rosario "en familia, en las comunidades y en las parroquias por las intenciones del Papa, por la misión de la Iglesia y por la paz en el mundo".