Testimonio sobre el sentido cristiano de la enfermedad

Raquel Arzamendia de Velásquez, Supernumeraria del Opus Dei, nació el 20 de diciembre de 1967 en Asunción, Paraguay y falleció también allí el 14 de agosto de 2009. Estaba casada y tenía dos hijos. Este video se alcanzó a filmar poco antes de su fallecimiento y es un testimonio sobre el sentido cristiano de la enfermedad.

Raquel enfermó de cáncer de mama y al poco tiempo se comprobó una metástasis muy avanzada.

Trabajó como bioquímica hasta que tuvo que dejar por el peligro de adquirir alguna infección, pero continuó hasta su fallecimiento dictando clases en un colegio secundario. Sus alumnos la respetaban mucho.

Llevó la enfermedad con fe. Raquel pedía a Dios su curación aunque aceptaba en todo su Voluntad. A sus amigas les decía que su vida era ahora más feliz que cuando estaba con salud, porque antes pensaba que la vida era un derecho y ahora entendía que era un regalo que había que agradecer a Dios todos lo días. También agradecía al Señor la enfermedad que le daba tiempo para poner en orden su vida.

Se apoyó mucho en la Virgen y le confortaban las palabras de San Josemaría Escrivá referidas al amor paternal de Dios. En una oportunidad comentó que en la Obra había encontrado un camino para llegar al Cielo desde la vida ordinaria y dijo: "Soy ambiciosa, quiero el Cielo".

Pidió a Dios que le diera vida hasta que sus hijos hicieran la Primera Comunión.

Con mujeres que tenían la misma enfermedad formó una asociación para ayudar a otras que también padecían ese mal. Se reunían el primer jueves de mes alrededor de 18 personas y con ellas hacía un intenso apostolado.